dijous, 1 de desembre de 2016

ARTICULO EN EL PAIS


La projecció del documental "LLADRES DE VIDES: XIQUETS ROBATS", en el Centre Cultural La Nau (Universitat de València), segueix alçant reaccions i opinions.
En aquest cas un article publicat en el periòdic El Pais

EL PAIS: Niños robados, una trama sin culpables

EL PAÍS ( 01-12-2016)

Un documental sobre los niños robados, una trama sin culpables

Víctimas, abogados y políticos denuncian en el reportaje los casos y demandan justicia.



Los realizadores Miguel Hernández y Luis Pla, autores de Ladrones de vidas. Niños robados en la Comunidad Valenciana, abordan uno de los casos más polémicos de la historia reciente española. El documental se presentó hace unos días en el Centre Cultural La Nau, dentro del Fòrum de Debats del Vicerrectorado de Cultura e Igualdad de la Universitat de València, a iniciativa de la Asociación Valenciana de Ateos y Librepensadores (AVALL).

Durante los 55 minutos del documental, se explica el origen y funcionamiento de una trama de "sustracción de bebés y adopciones poco claras" que se inicia después de la Guerra Civil y que prosigue durante más de medio siglo después. El reportaje se apoya en los testimonios de las políticas Mónica Oltra, Esther López y Modesta Salazar, también hablan expertos como el abogado, Enrique Vila y muchas víctimas, que han querido compartir su tragedia personal y exponer sus reivindicaciones.

El abogado y niño robado, Enrique Vila, moderador del coloquio posterior a la presentación del documental, asegura que “hay unos 300.000 españoles que creen que son hijos de sus padres y no lo son” y pone de manifiesto las dificultades se encuentra para hacer avanzar el caso ante la justicia “el juez decreta el archivo provisional y bloquea el proceso durante el tiempo que quiera. No hay juicio. Nadie ha sido condenado”.
Miguel Hernández y Luis Plá, los dos realizadores del documental, han tardado tres años en recopilar todo el material. “Hemos tratado de dar una visión amplia de la situación y le hemos pedido a políticos del PP, al Arzobispado de Valencia y a Sor Aurora Gallego, exdirectora de la Casa Cuna de Valencia, que nos concedieran entrevistas y han dicho que no” explica Hernández.
Encontrar la información ha sido tan complicado para los realizadores como lo es, habitualmente, para los afectados. “Las victimas se encuentran todas las puerta cerradas, cuando denuncian se archiva sin investigar porque detrás hay apellidos poderosos y se han hecho muchas fortunas con esta trama”.
El reportaje, añade Hernández, “sirve para poner de manifiesto las demandas reales de estos niños robados, en contraposición a las diferentes series de televisión edulcoradas que han ido surgiendo durante los últimos años sobre este trama”. La petición más urgente de este colectivo es la creación de un banco nacional público y gratuito de ADN para comparar muestras.

ARTICULO DE ALFONS CERVERA

L'endemà de la projecció del documental "LADRONES DE VIDAS", l'escriptor Alfons Cervera, presentador de l'acte en el Centre Cultural de la Nau, va escriure el següent article

Alfons Cervera: Niños robados

ELDIARIO.ES (30-11-2016)


Lo que no se cuenta no existe. Tampoco existe lo que no se ve. Es la ley del mercado político donde la decencia se convierte en un estercolero. También los medios de comunicación contribuyen demasiadas veces a convertir en invisibles historias que, cuando las descubres, te ponen los pelos de punta. Y entonces ese descubrimiento te llena de rabia, de una impotencia que te lleva a desconfiar profundamente de la democracia que vivimos, de la desconfianza en lo que de bueno habríamos de encontrar no en los alrededores sino en nosotros mismos. El tiempo que nos toca vivir es el del descuartizamiento de lo humano. Cada uno a la suya. Cada cual con sus intereses individuales. Estamos en el destrozo de la solidaridad, de los gestos mínimos de meternos en otra piel que no sea la nuestra. A la mierda lo que le pase a la gente con la que nos cruzamos en la escalera porque la única escalera transitable es la que nos lleva directamente a nuestro único bienestar, aunque ese bienestar sea el cuento chino más embustero que nos han contado en nuestra vida. Ya se apañarán los demás porque yo ya tengo problemas suficientes para llenar un contenedor de penas no reciclables. Es la ley no escrita que condena a mucha gente a la invisibilidad, a la mudez cuando quiere contar lo que le pasa, a 
la desesperación porque lo único que encuentra al final del túnel es el desprecio de los otros.
A muchas mujeres de este país les robaron sus bebés en el momento mismo de ser madres. Es una historia que ya conocemos desde hace tiempo. El franquismo saqueó las cunas de los hospitales y entregó los bebés a familias que comulgaban con las despreciables teorías genéticas de Vallejo-Nágera. Encontrar el gen rojo y destruirlo. Ése era su objetivo. Ese tipo aún tiene calles a su nombre en este país nuestro que sigue siendo de los de siempre porque aquí las leyes que tenemos no son de Memoria sino de Olvido y de Silencio. La victoria fascista encumbró prácticas nazis en los hospitales. Médicos, curas y monjas se aliaron en esa mafia cruelísima que se dedicó a robar bebés nada más salir del vientre de sus madres y mandarlos como arrugados animalitos en un taxi a las casas pudientes del Régimen. No es broma lo del taxi. Muy cerca de la ciudad de Valencia había uno que cargaba un montón de recién nacidos en su auto y los repartía por esas casas. ¿Y saben ustedes cuáles eran las órdenes?: si alguno se te muere en el camino, lo echas por la ventanilla. El relato de aquellas atrocidades es insoportable. Una de aquellas monjas que vaciaba las cunas de los centros de maternidad tiene títulos de honorabilidad que la ocultan a los ojos de la justicia. Los bebés robados son una realidad que se alargó más acá de la dictadura. Hasta los años noventa del pasado siglo. Los componentes de la banda mafiosa seguían siendo los mismos: ginecólogos, curas y monjas. Hay nombres y apellidos de los miembros de la banda. Pero no pasa nada. En este país no pasa nada cuando se trata de tocarles la cara a los poderosos. Como siempre.
Hay un documental excelente que cuenta esa historia que permanece en la invisibilidad social y en los rincones más despreciados por la justicia. Se titula Ladrones de vidas. Niños robados en la Comunidad Valenciana. Lo han realizado Miguel Hernández y Luis Pla. Y lo van moviendo como buenamente pueden por alguna institución pública (pocas, la verdad sea dicha) y algunas asociaciones ciudadanas. Los testimonios son escalofriantes. Algunos de esos testimonios son los propios bebés robados que buscan a sus padres biológicos. Otros son esas madres que exigen conocer a los bebés que les fueron arrancados en el instante mismo de que soltaran el primer llanto. Les decían que habían muerto al nacer y que los habían enterrado para que los padres no vieran la muerte tan de cerca. Lo que la banda mafiosa de ginecólogos, curas y monjas metían en las pequeñas cajas de madera era restos de carne descuartizada, algo que pesara un poco para disimular el vacío. La tarde en que vi el documental, una madre que busca a su bebé robado dijo que cuando abrieron la caja de madera lo que había dentro era un brazo de adulto. Ya lo dije más arriba: escuchar esos relatos resulta de verdad insoportable. Y sin embargo la justicia nunca ha hecho caso a las denuncias de las familias de bebés robados. Nunca.
No hay manera de que una historia como la de los bebés robados se haga visible. La política -de izquierdas, de derechas- pasa de esa necesidad. La justicia la desprecia con todo lujo de burlas y mentiras. Muchos de los archivos que podrían hablar de los robos los tiene la iglesia y no hay manera de entrar en lo que allí está escrito. Los medios de comunicación miran muy lejos y se pierden en las cercanías de un sufrimiento que sólo están padeciendo las familias de los bebés robados. Escuchar sus testimonios -ya lo dije- te provoca una indignación y una impotencia infinitas.
Como lo que no se cuenta no existe, yo lo escribo aquí. Para decir bien claro que la historia de los bebés robados a sus madres en el momento de nacer no es una invención. Claro que no es una invención. Claro que no.

dimarts, 22 de novembre de 2016

DOCUMENTAL A LA NAU (UNIVERSITAT DE VALÈNCIA)



El pasado martes 29 de noviembre tuvo lugar en el Centro Cultural La Nau, edificio histórico de la Universidad de Valencia la presentación del documental Ladrones de vidas: niños robados en la Comunidad Valenciana. El acto estuvo presentado por el escritor valenciano Alfons Cervera y contó con la presencia de los coautores del mismo, Luis Pla y Miguel Hernández, y de dos expertos en la materia y que aparecen en el documental: Enrique Vila, víctima, abogado y escritor y Luz Celeste Souto, doctora en Filología. Tras el pase del documental se asistió a un interesante debate donde el público pudo preguntar a los miembros de la mesa.



DIA: Martes 29  de noviembre

HORA: 19 horas

LUGAR: Centre Cultural La Nau (Universitat de València)

PRESENTA:  Alfons Cervera (escriptor)

dimarts, 8 de novembre de 2016

Documental "NIÑOS ROBADOS"


Nuevo pase del documental

DIA: Martes 8 de noviembre

HORA: 19,15

LUGAR: Facultat de Filología de València

dimarts, 4 d’octubre de 2016

AVALL A LES VI JORNADES ANTICAPITALISTES DE CASTELLÓ


Xarrada 
"L'assignatura de religió: Una aberració educativa i democràtica"
a càrrec de Rafa Cuesta, membre d'AVALL



dimecres, 28 de setembre de 2016

DOCUMENTAL EN LLIBRERIA PRIMADO

El passat dimarts, 27 de setembre, es projectà el documental "Ladrones de Vidas"  a la llibreria PRIMADO de València.

Al final de l'acte, va tenir lloc un animat i interessant debat sobre la situació actual del problema, la seua difusió i les formes de suport a les associacions involucrades.

Nous grups de persones interessades (Silla, Callosa d'en Sarrià), es van posar en contacte, per a programar noves projeccions en aquests municipis.

DOCUMENTAL A ROCAFORT


El passat dijous, 22 de setembre, es projectà el documental "Ladrones de Vidas", a l'Associació de veïns Antonio Machado de Rocafort.

Al final de l'acte, l'Associació va fer lliurament a Luis Plá i Miguel Hernández, artífexs del documental, d'un obsequi: L'efígie del poeta Antonio Machado.

diumenge, 25 de setembre de 2016

NO DISCRIMINACIÓN DE LOS NO CREYENTES

Carta dirigida a Isabel Lozano, concejala del Ayuntamiento de València, sobre la no discriminación de los NO CREYENTES, en las relaciones con el ayuntamiento.


Carta a Isabel Lozano

La libertad de conciencia es el derecho fundamental básico en cualquier democracia. Todos los demás derechos que en un sistema democrático se pueden disfrutar dependen de él. Y resulta increíble, cuando no altamente perjudicial para una buena convivencia, la no regulación de dicho derecho fundamental

24.09.2016 | 04:15
Estimada Isabel Lozano: Por informaciones aparecidas en Levante-EMV, hemos tenido conocimiento que el Ayuntamiento de Valencia ha iniciado las actuaciones y reuniones necesarias para abordar la «situación de la diversidad religiosa» en la ciudad.
Todo ello con el objetivo, parece, de garantizar la mejor convivencia posible entre todas las confesiones presentes y acabar con el menosprecio que los anteriores equipos de gobierno del PP han demostrado sistemáticamente con las minorías en nuestra ciudad.
Así mismo, se dice querer regular la representación institucional en actos importantes de las diversas confesiones, la relación fluida con sus responsables, la ocupación de la vía pública, etc.
De entrada, aplaudimos cualquier proyecto encaminado a conseguir todos los objetivos antes expuestos, pero se echa de menos el tener en cuenta a los no creyentes, que como se apunta desde el Ayuntamiento, también formamos parte de la diversidad, también podemos contribuir a la convivencia, y también hemos sido menospreciados durante años por los gobiernos del PP (no ser recibidos nunca, rechazar la contratación publicitaria en la EMT).
Esta característica de dejar al margen a quienes no se identifican con ninguna religión, practicada por los poderes públicos de cualquier color, no ocurriría si como sociedad democrática adulta, nos hubiéramos dotado de una Ley de Libertad de Conciencia, que siempre irá mucho más allá que cualquier Ley de Libertad Religiosa o de Culto que necesariamente son leyes muy restrictivas, en tanto en cuanto regulan aspectos muy concretos.
La libertad de conciencia es el derecho fundamental básico en cualquier democracia. Todos los demás derechos que en un sistema democrático se pueden disfrutar, dependen de él. Y resulta increíble, cuando no altamente perjudicial para una buena convivencia, la no regulación de dicho derecho fundamental.
Apoyándonos en esa libertad de conciencia, dado que cada persona ha de sentirse libre para practicar una religión, o manifestarse indiferente, agnóstico o ateo, desde AVALL, creemos que manifestarse, individual o colectivamente en ese sentido, no puede dar lugar a estigmatizaciones, ya sean de tipo social, jurídico o político, y por ello le trasladamos nuestra petición de considerar a los no creyentes como parte interesada en contribuir a lograr los objetivos que desde el actual ayuntamiento se han propuesto en esta materia.
Estamos seguros que con este nuevo equipo municipal, no se repetirán los actos de hostilidad, rechazo y marginación que en lo que respecta a AVALL, siempre practicaron los gobiernos del PP. En relación a ello, quedamos a su disposición para colaborar en todas aquellas iniciativas que desde el equipo de gobierno municipal se pongan en marcha. Atentamente.

divendres, 9 de setembre de 2016

DOCUMENTAL "LADRONES DE VIDAS". Nova programació

Nova exhibició del documental
"LADRONES DE VIDAS"
"Xiquets i xiquetes robats a la Comunitat Valenciana"

Dijous 22 de setembre.
A les 19:30 hores en local d'Associació de Veïns Machado i Republicans de Rocafort, carrer Convent 13 (centre del poble, prop de l'estació de metro).

Dimarts 27 de setembre.
A les 19:00 hores en llibreria Primado, ( Av. Primado Reig 102  València )
Comptarem amb la presència de Llum Quiñonero, diputada de Podem.

Dimecres 5 d'octubre.
A les 19:00 hores en Ca Revolta ( C/ Sta Teresa 10  València,   http://carevolta.org/ ).

Dimarts 29 de novembre.
En la Nau (Universitat de València). Hora a determinar.